Cómo superar la fase de concurso-oposición

04/06/2023 10:34

Índice

    Índice

    Cual es la importancia de tener experiencia laboral previa en la fase de concurso-oposicion

    Cuando se trata de presentar una oposición, la experiencia laboral previa es un factor muy importante a tener en cuenta en la fase de concurso-oposición. Para entender por qué es tan importante, debemos primero entender en qué consiste la fase de concurso-oposición.

    La fase de concurso-oposición es la segunda etapa de un proceso de selección de personal en el que se pretende cubrir una vacante en la administración pública. En esta segunda fase, se evalúa no solo el conocimiento teórico del aspirante, sino también su formación académica, experiencia profesional y otros méritos que puedan ser relevantes.

    La importancia de la experiencia laboral previa en la fase de concurso-oposición radica en que esta experiencia se puede considerar como un valor añadido al perfil del aspirante. La experiencia laboral previa puede demostrar que el candidato tiene habilidades y conocimientos que no se adquieren en los libros o durante la formación académica.

    Un candidato con experiencia laboral demostrada puede demostrar que conoce el funcionamiento de la administración pública, que sabe cómo trabajar en equipo, que es capaz de desenvolverse en situaciones de alta presión y que tiene la capacidad de adaptarse a los cambios.

    Pero, ¿qué tipo de experiencia previa es relevante para la fase de concurso-oposición? Como norma general, se considera que la experiencia laboral dentro de la misma rama profesional o en puestos similares a los que se convocan es la más relevante. Si se trata de una oposición para un puesto administrativo, la experiencia laboral administrativa será considerada muy valiosa.

    También se valorará la experiencia laboral en puestos que requieran habilidades y conocimientos transferibles. Por ejemplo, si una persona ha trabajado como profesor durante varios años, su experiencia pedagógica también será valorada para una oposición en la que se requiera el mismo perfil.

    Es importante destacar que la experiencia laboral previa no es la única manera de demostrar que se tienen habilidades y conocimientos relevantes para el puesto. La formación académica, la formación complementaria y otros méritos también pueden ser valorados en la fase de concurso-oposición.

    Sin embargo, la experiencia laboral previa es uno de los factores más relevantes en la fase de concurso-oposición. Es una oportunidad para demostrar que se tiene experiencia y habilidades relevantes que pueden hacer que el candidato destaque sobre el resto de los aspirantes.

    Debemos recordar que no siempre será exigido tener experiencia laboral, en ocasiones se valora más la formación académica y la preparación específica para esa oposición. Será en la convocatoria de cada oposición donde se especificará que requisitos se exigen y como se valorarán.

    En resumen, tener experiencia laboral previa es un factor clave en la fase de concurso-oposición de una oposición de la administración pública. Esta experiencia puede ser una gran ventaja a la hora de demostrar que se tienen habilidades y conocimientos relevantes para el puesto. Sin embargo, no siempre será un requisito imprescindible y no debe ser la única herramienta de un candidato para demostrar sus capacidades.

    Cual es la importancia de tener experiencia laboral previa en la fase de concurso-oposicion

    Cuando se trata de presentar una oposición, la experiencia laboral previa es un factor muy importante a tener en cuenta en la fase de concurso-oposición. Para entender por qué es tan importante, debemos primero entender en qué consiste la fase de concurso-oposición.

    La fase de concurso-oposición es la segunda etapa de un proceso de selección de personal en el que se pretende cubrir una vacante en la administración pública. En esta segunda fase, se evalúa no solo el conocimiento teórico del aspirante, sino también su formación académica, experiencia profesional y otros méritos que puedan ser relevantes.

    La importancia de la experiencia laboral previa en la fase de concurso-oposición radica en que esta experiencia se puede considerar como un valor añadido al perfil del aspirante. La experiencia laboral previa puede demostrar que el candidato tiene habilidades y conocimientos que no se adquieren en los libros o durante la formación académica.

    Un candidato con experiencia laboral demostrada puede demostrar que conoce el funcionamiento de la administración pública, que sabe cómo trabajar en equipo, que es capaz de desenvolverse en situaciones de alta presión y que tiene la capacidad de adaptarse a los cambios.

    Pero, ¿qué tipo de experiencia previa es relevante para la fase de concurso-oposición? Como norma general, se considera que la experiencia laboral dentro de la misma rama profesional o en puestos similares a los que se convocan es la más relevante. Si se trata de una oposición para un puesto administrativo, la experiencia laboral administrativa será considerada muy valiosa.

    También se valorará la experiencia laboral en puestos que requieran habilidades y conocimientos transferibles. Por ejemplo, si una persona ha trabajado como profesor durante varios años, su experiencia pedagógica también será valorada para una oposición en la que se requiera el mismo perfil.

    Es importante destacar que la experiencia laboral previa no es la única manera de demostrar que se tienen habilidades y conocimientos relevantes para el puesto. La formación académica, la formación complementaria y otros méritos también pueden ser valorados en la fase de concurso-oposición.

    Sin embargo, la experiencia laboral previa es uno de los factores más relevantes en la fase de concurso-oposición. Es una oportunidad para demostrar que se tiene experiencia y habilidades relevantes que pueden hacer que el candidato destaque sobre el resto de los aspirantes.

    Debemos recordar que no siempre será exigido tener experiencia laboral, en ocasiones se valora más la formación académica y la preparación específica para esa oposición. Será en la convocatoria de cada oposición donde se especificará que requisitos se exigen y como se valorarán.

    En resumen, tener experiencia laboral previa es un factor clave en la fase de concurso-oposición de una oposición de la administración pública. Esta experiencia puede ser una gran ventaja a la hora de demostrar que se tienen habilidades y conocimientos relevantes para el puesto. Sin embargo, no siempre será un requisito imprescindible y no debe ser la única herramienta de un candidato para demostrar sus capacidades.

    La fase de concurso es una de las partes más importantes en el proceso de las oposiciones. Es aquí donde se valorarán los méritos de los candidatos y se decidirá quiénes son los seleccionados para ocupar las plazas ofertadas. Es por ello que resulta fundamental prepararse de manera adecuada para esta fase, a fin de maximizar las posibilidades de éxito. En esta ocasión, te presentamos algunas claves para lograrlo.

      Requisitos para optar a un puesto público

    Conoce los baremos y los criterios de valoración

    Lo primero que debes hacer es familiarizarte con los baremos y criterios de valoración que establece la convocatoria para la fase de concurso. Revisa con atención todo lo que se valorará y la puntuación que se asigna a cada uno de los méritos aportados. De esta manera, podrás conocer cuáles son los aspectos en los que debes centrar tus esfuerzos para sumar el mayor número de puntos posible.

    Revisa tus titulaciones y experiencia profesional

    Una de las partes más relevantes en la fase de concurso es la relativa a las titulaciones y la experiencia profesional. Por tanto, es fundamental que revises cuidadosamente estos aspectos para asegurarte de que reúnes todos los requisitos y de que tus méritos son ciertos y están debidamente acreditados. Si detectas cualquier error o inconsistencia, debes solucionarlo antes de presentar la documentación correspondiente.

    Destaca tus cursos y formaciones especializadas

    En muchas convocatorias, se otorga una gran importancia a los cursos y formaciones especializadas. Por tanto, es recomendable que incluyas todos aquellos que sean relevantes para el puesto al que aspiras, y que los detalles debidamente en el apartado correspondiente. Si además has obtenido algún tipo de certificación o diploma que acredite tus conocimientos en la materia, no dudes en aportarlo.

    Presenta tus proyectos y publicaciones

    En el caso de que la convocatoria lo permita, podrás presentar también proyectos y publicaciones que hayas realizado relacionados con la materia de las oposiciones. Estos podrían ser artículos, informes, estudios, investigaciones, etc. que hayas realizado y que puedan ser valorados como mérito. Asegúrate de presentarlos de manera clara y organizada, y de que estén debidamente acreditados.

    Participa en actividades relacionadas con la materia

    Por último, te recomendamos que participes en actividades relacionadas con la materia de las oposiciones. Esto puede incluir asistencia a congresos, charlas, cursos, seminarios, etc. Estos eventos te permitirán ampliar tus conocimientos, establecer contactos con otros profesionales de tu ámbito y, además, sumar puntos para la fase de concurso. Es por eso que te aconsejamos que no pierdas la oportunidad de participar en todas aquellas actividades que puedan ser de tu interés.

    En definitiva, para prepararte adecuadamente para la fase de concurso es esencial que conozcas los baremos y criterios de valoración establecidos por la convocatoria, que revises cuidadosamente todos tus méritos, que presentes de manera clara y organizada los proyectos y publicaciones relevantes, y que participes en actividades relacionadas con la materia de las oposiciones. Con todo esto, estarás en una posición más favorable para superar esta fase y conseguir la plaza que tanto deseas.

    La fase de concurso en las oposiciones es uno de los aspectos más importantes en la carrera del opositor. En la fase de concurso, se evalúa la formación y la experiencia laboral previa del candidato, y esto puede marcar una gran diferencia para obtener una plaza. Por lo tanto, es fundamental que el opositor se preocupe por demostrar su formación complementaria y obtener más puntos en esta fase del proceso selectivo.

    Una de las formas de demostrar la formación complementaria es a través de los títulos académicos y los certificados de formación. En este sentido, es importante tener en cuenta que los títulos académicos tienen más valor que los cursos de formación. Por ejemplo, si un opositor tiene una carrera universitaria, este título puede otorgar más puntos que un curso de formación de 20 horas.

    Sin embargo, los cursos de formación son una excelente forma de demostrar la actualización y la especialización en un área específica. Por lo tanto, es recomendable que el opositor realice cursos en aquellos temas que sean importantes para la oposición que está preparando. Por ejemplo, si el opositor desea presentarse a las oposiciones de educación, es importante tener conocimientos en pedagogía, didáctica, psicología educativa, entre otros.

    Los cursos de formación pueden ser presenciales u online. No obstante, es importante que el opositor se asegure de que el curso esté homologado y reconocido por las instituciones pertinentes. Algunos de los organismos que pueden reconocer los cursos de formación son universidades, sindicatos, colegios profesionales, entre otros.

    Otra forma de demostrar la formación complementaria es mediante la experiencia profesional. La experiencia profesional puede otorgar puntos en la fase de concurso de las oposiciones. Por lo tanto, es importante que el opositor realice prácticas profesionales, participe en proyectos, tome responsabilidades, entre otros.

    Además, es relevante que el opositor tenga en cuenta que todas las actividades no laborales que hayan desarrollado y que estén relacionadas con la oposición que está preparando, pueden ser tomadas en cuenta. Por ejemplo, si el opositor ha realizado voluntariado en alguna entidad relacionada con la temática de la oposición que está preparando, esta actividad puede ser valorada en la fase de concurso.

    Por otro lado, es importante que el opositor tenga en cuenta que existen diferentes permisos y autorizaciones que pueden otorgar puntos en la fase de concurso. Algunos de estos permisos son el permiso de conducir, el certificado de manipulación de alimentos, el certificado de prevención de riesgos laborales, entre otros.

    En definitiva, para demostrar la formación complementaria y obtener más puntos en la fase de concurso, el opositor debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

    - Realizar cursos de formación homologados y enfocados en la oposición que se está preparando.
    - Tener experiencia profesional relevante relacionada con la temática de la oposición.
    - Participar en actividades no laborales relacionadas con la oposición que se está preparando.
    - Obtener permisos y autorizaciones que otorguen puntos en la fase de concurso.

    De esta forma, el opositor podrá destacar en la fase de concurso y aumentar las posibilidades de obtener una plaza en las oposiciones.

    ¿Cómo puedo demostrar mi formación complementaria y obtener más puntos en la fase de concurso?

    La fase de concurso es una parte fundamental de las oposiciones ya que en ella se valora la experiencia y la formación previa de los candidatos. Es importante conocer los criterios de valoración para poder destacar en ellos y sumar puntos para optar a una plaza. En este artículo veremos qué criterios se valoran en la fase de concurso y cómo podemos destacar en cada uno de ellos.

    Experiencia laboral

    La experiencia laboral es uno de los criterios de valoración más importantes en las oposiciones. Para valorarla se tienen en cuenta tanto la experiencia en el sector público como en el privado. Cuanto más tiempo y relevancia tenga nuestra experiencia en puestos relacionados con la oposición a la que nos presentamos, más puntos podremos obtener.

      Cómo enfrentarte a la prueba de idioma en una oposición

    Para destacar en este criterio es importante presentar una lista detallada de todos los trabajos que hemos desempeñado. En ella, incluiremos el tiempo que hemos estado en cada puesto, las tareas que hemos realizado y las competencias adquiridas. En algunos casos es recomendable añadir cartas de referencia de los antiguos empleadores para demostrar nuestra valía.

    Formación académica

    La formación académica es otro criterio que se valora en la fase de concurso. Se tiene en cuenta tanto la formación reglada como la no reglada. Esto incluye cursos, seminarios, congresos y cualquier otra actividad formativa relacionada con la materia de la oposición.

    Para destacar en este criterio es importante incluir toda la información sobre nuestra formación. Es recomendable ordenarla cronológicamente y especificar las horas de formación y la institución donde se ha obtenido. También podemos añadir acreditaciones, diplomas o cualquier otro documento que acredite nuestra formación.

    Publicaciones

    En algunas oposiciones se valoran las publicaciones en revistas especializadas o la participación en proyectos de investigación relacionados con la materia de la oposición. Para demostrar nuestra valía en este criterio, será necesario incluir los títulos de los trabajos publicados, así como el medio en el que se han publicado o la entidad que ha financiado el proyecto.

    Conocimientos de idiomas

    En algunos puestos, los conocimientos de idiomas pueden ser un criterio de valoración. En este caso, se suelen valorar los certificados oficiales de idiomas y la experiencia en el extranjero. Para demostrar nuestra valía en este criterio es importante incluir los certificados obtenidos así como las estancias en el extranjero.

    Méritos adicionales

    Finalmente, en algunos casos se valoran los méritos adicionales. Esto incluye la participación en actividades sociales, culturales o deportivas, así como cualquier otro reconocimiento que destaque nuestra valía como candidato. En este caso, será necesario presentar toda la documentación que acredite nuestra aportación en estos ámbitos.

    En conclusión, para destacar en la fase de concurso es importante presentar toda la información de manera clara y ordenada. Acompañarla con documentación que la acredite es una forma de demostrar nuestra valía y sumar puntos para optar a la plaza deseada. Es importante tener en cuenta que cada oposición tiene unos criterios específicos de valoración, por lo que será necesario adaptar nuestra presentación a las exigencias concretas de la convocatoria. Con una preparación adecuada y una presentación detallada de nuestros méritos, podemos tener más posibilidades de conseguir nuestra plaza deseada.

    ¿Qué criterios se valoran en la fase de concurso y cómo puedo destacar en ellos?

    ¿Es beneficioso contar con idiomas y certificados de formación en la fase de concurso-oposición?

    La fase de concurso-oposición es uno de los momentos más importantes en las oposiciones. En esta fase, el tribunal valora las calificaciones profesionales de los candidatos y establece una puntuación según los méritos que se aporten. En este sentido, es importante tener en cuenta que contar con idiomas y certificados de formación puede ser muy beneficioso para conseguir una mayor puntuación en el concurso-oposición.

    Idiomas

    El conocimiento de idiomas es una de las habilidades más valoradas por el tribunal en la fase de concurso-oposición. En muchas oposiciones, se exige un cierto nivel de inglés para poder optar al puesto. Además, si el idioma requerido es uno de los idiomas oficiales de la Unión Europea, la puntuación obtenida puede ser muy elevada.

    Es importante destacar que no solo se valora el conocimiento de idiomas, sino también la capacidad de expresarse de forma fluida y correcta en la lengua extranjera. En este sentido, es recomendable que los candidatos se preparen para las pruebas de idiomas con antelación y realicen cursos o prácticas para mejorar sus habilidades lingüísticas.

  1. Consejos para preparar las pruebas de idiomas:
    • Realizar un curso de inglés específico para oposiciones
    • Leer en inglés libros o artículos sobre temas relacionados con la oposición
    • Ver películas y series en versión original para acostumbrarse al idioma
    • Practicar la expresión oral en situaciones reales, como intercambios lingüísticos o clases particulares con un profesor nativo

    Certificados de formación

    Además del conocimiento de idiomas, otro aspecto que se valora en la fase de concurso-oposición son los certificados de formación y cursos especializados en la materia a la que se presenta la oposición. Estos certificados pueden acreditar que el candidato tiene una formación específica y actualizada en temáticas relevantes, lo que puede resultar muy beneficioso a la hora de obtener una mayor puntuación en la fase de concurso.

    Por ejemplo, si se presenta una oposición para el cuerpo de maestros, contar con cursos sobre metodologías didácticas o psicología infantil puede ser muy valorado por el tribunal. Del mismo modo, si se presenta una oposición en el ámbito sanitario, contar con formación en técnicas terapéuticas avanzadas o en prevención de enfermedades puede sumar muchos puntos en la fase de concurso.

  2. Tipos de certificados de formación que pueden ser beneficiosos:
    • Cursos específicos en línea o presenciales sobre temas relacionados con la oposición
    • Diplomas de especialización universitarios en áreas relevantes
    • Másteres o posgrados relacionados con la materia de la oposición

    Conclusiones

    Contar con idiomas y certificados de formación es muy beneficioso en la fase de concurso-oposición. Estas habilidades y títulos pueden acreditar una formación especializada y un conocimiento real de lenguas extranjeras, y pueden marcar la diferencia entre obtener una plaza o quedar en la lista de reserva. Por tanto, es importante que los candidatos se preparen adecuadamente para estas pruebas y acrediten su formación con los certificados necesarios.

    Una vez que has alcanzado los puntos necesarios en la fase de oposición, es el momento de centrarse en la fase de concurso. Se trata de una fase determinante en el proceso selectivo, ya que puede marcar la diferencia entre obtener una plaza o no.

    Para poder maximizar tus posibilidades de éxito en la fase de concurso, es fundamental contar con una buena organización y planificación de tu estudio. Aquí te dejamos algunas claves para conseguirlo:

    1. Conoce los méritos que se valoran

    Cada proceso selectivo puede tener sus propios méritos y criterios de valoración, por lo que es importante que conozcas con detalle cuáles son los que se valoran en tu oposición.

      Cómo presentar la documentación requerida

    Además, debes asegurarte de contar con toda la documentación necesaria que acredite tus méritos. Puedes empezar por pedir en tu centro de estudios los certificados que avalen tus estudios y experiencia docente, y posteriormente, recopilar y organizar toda la información necesaria.

    2. Elabora un cuadro de méritos

    Una vez que tengas claro cuáles son los méritos que se valoran, es recomendable que elabores un cuadro de méritos con la información de todos ellos. De esta manera, podrás tener una visión global de los méritos que tienes y aquellos que aún necesitas conseguir.

    Este cuadro also te servirá para planificar tu estudio y distribuir el tiempo que dedicarás a cada mérito.

    3. Dedica tiempo suficiente a cada mérito

    Una vez que hayas elaborado tu cuadro de méritos, es hora de planificar la distribución de tu tiempo. Es importante que seas realista y tengas en cuenta la cantidad de méritos que tienes y el tiempo que te queda hasta que finalice la fase de concurso.

    En general, se recomienda dedicar más tiempo a aquellos méritos que te resulten más complicados de obtener.

    4. Establece objetivos y plazos

    Para poder organizar mejor tu estudio, es recomendable establecer objetivos y plazos para cada mérito. De esta manera, podrás tener un mayor control sobre tu progreso y saber en todo momento si vas por buen camino.

    Además, establecer objetivos y plazos te ayudará a mantenerte motivado y a evitar la procrastinación.

    5. Distribuye bien tu tiempo

    Es fundamental que distribuyas bien tu tiempo y tengas en cuenta tus posibilidades reales. No es recomendable que te sobreexijas o que intentes abarcar más de lo que puedes hacer. Recuerda que la constancia y la disciplina son claves para conseguir tus objetivos.

    Una buena idea es establecer un horario semanal en el que distribuyas el tiempo que dedicarás a cada mérito. De esta manera, podrás organizarte mejor y aprovechar al máximo tu tiempo.

    6. Busca recursos para optimizar tu estudio

    Existen numerosos recursos que pueden ayudarte a optimizar tu estudio y maximizar tus posibilidades de éxito en la fase de concurso. Por ejemplo, puedes buscar simuladores de prueba de méritos (como baremos online), y utilizar guías o manuales específicos para la preparación de las diferentes fases, además de adherirte a grupos que te permitan chequear tus dudas y conocimientos.

    También es recomendable que busques información actualizada sobre las últimas novedades y cambios en tu proceso selectivo, para que puedas estar al día en todo momento.

    En definitiva, organizar tu estudio de forma eficiente es fundamental para maximizar tus posibilidades de éxito en la fase de concurso. Siguiendo estas claves, podrás planificar tu tiempo, distribuir tus méritos de forma equilibrada, y encontrar aquellos recursos que te aporten mayor conocimiento sobre las nuevas tendencias en el ámbito serial.

    ¿Cómo puedo organizar mi estudio para dedicar el tiempo suficiente a la fase de concurso y maximizar mis posibilidades de éxito?

    La fase de concurso-oposición es clave para aquellas personas que desean aprobar una oposición y conseguir una plaza en la Administración Pública. En ella se evalúan tanto los conocimientos teóricos como las aptitudes y actitudes necesarias para el desempeño de un puesto de trabajo. Si quieres superar esta fase con éxito, sigue estas claves:

    Preparación

    La preparación es fundamental para superar la fase de concurso-oposición. Debes estudiar el temario y tener un buen nivel de conocimientos para poder realizar las pruebas teóricas con éxito. Además, también es importante estar al día sobre las últimas novedades en temas relacionados con la oposición.

    Consejo: Organiza tu tiempo de estudio y haz un calendario para cumplir con las horas diarias de estudio que necesitas.

    Aptitudes y actitudes

    No solo se valora el conocimiento teórico, sino también las aptitudes y actitudes necesarias para el desempeño del puesto de trabajo al que aspiras. Algunas aptitudes importantes son: capacidad para trabajar en equipo, habilidades comunicativas, capacidad de organización y planificación, entre otras.

    Consejo: Trabaja en el desarrollo de tus habilidades, tanto las que tienes como las que necesitas mejorar. Participa en cursos o talleres que te ayuden a desarrollar tus aptitudes.

    Cursos de formación

    La formación continua es crucial en cualquier profesión y en el ámbito de las oposiciones no es diferente. Participar en cursos de formación y talleres te permitirá ampliar tus conocimientos y mejorar tus habilidades de cara a la fase de concurso-oposición.

    Consejo: Investiga los cursos y talleres relacionados con la oposición a la que te presentas y elige los que mejor se adapten a tus necesidades.

    Experiencia laboral y méritos

    La experiencia laboral y los méritos también son valorados en la fase de concurso-oposición. Es importante que demuestres tu experiencia en puestos similares al que aspiras y que aportes todos los méritos que tengas en relación con el puesto de trabajo.

    Consejo: Realiza un buen currículum vitae que refleje tus aptitudes, experiencia laboral y méritos, y asegúrate de presentar toda la documentación necesaria en tiempo y forma.

    Actitud positiva

    En la fase de concurso-oposición es fundamental mantener una actitud positiva ante cualquier situación. Una actitud positiva puede ayudarte a superar momentos de estrés o dificultades y puede marcar la diferencia en tus resultados.

    Consejo: Mantén una actitud positiva, tanto en tu preparación como en las pruebas a las que te enfrentes. Confía en tus habilidades y en tu preparación.

    Planificación y organización

    Una buena planificación y organización te permitirá afrontar con éxito la fase de concurso-oposición. Organiza tu tiempo de estudio, elabora un plan de acción y sé inteligente a la hora de preparar las pruebas.

    Consejo: Utiliza un calendario y elabora una lista de tareas para tu preparación. De esta forma te aseguras de tener una visión completa de todo lo que tienes que hacer.

    Respeto al tribunal y normas

    Es fundamental mostrar respeto hacia el tribunal y seguir las normas establecidas para cada prueba. Cualquier actitud o comportamiento inadecuado puede afectar negativamente a tu resultado.

    Consejo: Infórmate bien de las normas y reglas establecidas para las pruebas y asegúrate de respetarlas en todo momento.

    En definitiva, superar la fase de concurso-oposición requiere una buena preparación, tanto a nivel teórico como práctico. Además, también es importante tener una actitud positiva y demostrar las aptitudes y actitudes necesarias para el puesto de trabajo al que aspiras. Con estos consejos podrás aumentar tus probabilidades de éxito en esta fase clave de las oposiciones.

    Entradas relacionadas:

    Subir

    Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Más información

    RSS
    Follow by Email
    YouTube
    Pinterest
    LinkedIn
    Share
    WhatsApp